jueves 09 de julio de 2020 - Edición Nº582

Reportes | 2 oct 2019

CONVULSIONES, HIPOTONIA Y RETRASO MADURATIVO

Alertan por daño neurólogico en bebés de mamás veganas

Así lo advierte un estudio del Hospital Garrahan que recomienda a las mujeres con dietas restrictivas suplir la falta de vitamina B12 si están embarazadas o dando de lactar


En el Servicio de Nutrición del Hospital de Niños de La Plata aseguran que lo vienen observando desde hace tiempo cada vez con mayor frecuencia: el déficit de vitamina B12 por dietas veganas y vegetarianas produce efectos neurológicos en los bebés. Ahora una investigación realizada por pediatras del Garraham lanza un alerta a las mujeres con dietas de este tipo que están gestando o dando de lactar.

“Los hijos lactantes de madres que siguen dietas vegetarianas o veganas sin supervisión médica y sin incorporar suplementos tienen mayor riesgo de compromiso neurológico grave relacionado con la falta de vitamina B12”, alerta el estudio del Garrahan.

La investigación, hecha por pediatras y médicos nutricionista de ese hospital, advierte concretamente del "aumento de casos de niños con problemas neurológicos relacionados a la falta de vitamina B12 y su relación con el incremento de dietas veganas y vegetarianas". Concretamente lo asocia a casos de “apneas, convulsiones, hipotonía, retraso madurativo y desconexión"
La vitamina B12, fundamental en la transmisión de los impulsos nerviosos; no es producida por el organismo humano si no que se adquiere a través de la ingesta de carne, leche, huevo y, en menor medida, legumbres. De ahí que en el caso de que se elija una dieta que no incluya la B12 o se coma menos de una vez por semana carne o pescado "es fundamental suplir esta vitamina", recomiendan los responsables de la investigación.
Los autores del estudio basaron sus conclusiones en el análisis de siete niños, hijos de madres veganas, que llegaron al Hospital por síntomas neurológicos, como anemia megaloblástica grave y desnutrición aguda. En todos los casos se trataba de lactantes amamantados en forma exclusiva, ninguno recibía alimentos de origen animal ni suplementos; no habían tenido complicaciones perinatológicas, sus madres no habían recibido durante el embarazo suplementos ni consejería nutricional.

"Nuestro propósito es llamar la atención de los obstetras y pediatras para que pregunten a las madres sobre su alimentación y puedan, entonces, suplir la vitamina B12 a madres veganas y vegetarianas desde antes de la concepción y mientras dure la lactancia", explica Juan Aguirre, principal autor de la investigación, quien recomienda "considerar el déficit de B12 como diagnóstico diferencial en las niñas y niños pequeños con enfermedad neurológica", y sugiere a los pediatras sospechar de carencia de esa vitamina ante casos de "deterioro neurológico sin causa aparente".

Ante este cuadro, los responsables del estudio realizaron el dosaje de vitamina B12 a los pacientes y sus madres y encontraron que sus valores eran "extremadamente bajos".
"Estos nutrientes se incorporan al bebé desde los reservorios de la madre en la gestación y durante la lactancia. Al no tener las madres veganas suficientes depósitos de vitamina B12, los niños pueden presentar problemas neurológicos graves y compromiso en el desarrollo al nacimiento o durante la lactancia", explica Marisa Armeno, médica pediatra nutrióloga del Garrahan.

“Una mujer con déficit de vitamina B12 que está gestando o amantando constituye un riesgo grave para sus bebé. Lo venimos viendo desde hace tiempo cada vez con más frecuencia porque hay una tendencia entre jóvenes a adoptar dietas restrictivas que producen ese déficit y pueden causar efectos neurológicos irreversibles en los chicos”, señala por su parte la doctora Adriana Fernández, Jefa del Servicio de Nutrición y Dietoterapia del Hospital Ludovica

Frente a este panorama “la Sociedad Argentina de Pediatria está trabajando en un documento con recomendaciones para niños expuestos a dietas restrictivas, como podrían ser la vegetariana o la vegana.”, cuenta Fernández, quien entiende que “es importante que se alerte a la gente porque las afectaciones son graves, hay una tendencia creciente a este tipo de dieta y hay también mucha desinformación”.

“Los niños y embarazadas veganos pueden presentar déficits de vitamina B12 porque sus requerimientos son mayores. Por eso en estos casos se recomienda tomar alimentos fortificados o suplementos. Pero fuera de estas dos situaciones puntuales, una dieta vegana bien equilibrada no tiene por qué resultar en un déficit de esta vitamina”, señala por su parte la licenciada Jimena Jamardo, mágister en Nutrición.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS