jueves 28 de mayo de 2020 - Edición Nº540

Campañas | 4 jul 2019

UNA INFECCIÓN QUE SE DISPARA EN EL PAIS

Buscan evitar el creciente impacto de la sífilis en los bebés

Con la implementación de un test rápido y capacitación al personal de salud, las autoridades sanitarias de la Provincia apuestan a mejorar la detección de la enfermedad entre embarazadas


TAGS: SIFILIS, ETS
Por:
Nicolás Maldonado

Frente al descomunal aumento que ha tenido la sífilis a lo largo de la última década en el país, las autoridades sanitarias de la Provincia comenzaron a volcar esfuerzos para su detección prenatal. Con la implementación de testeos rápidos y cursos de capacitación, el ministerio de Salud buscará mejorar la pesquisa de la enfermedad entre embarazadas a fin de prevenir los abortos espontáneos y los severos daños que esta infección suele causar en los bebés.

Si bien el estudio para la detección de la sífilis -una infección de transmisión sexual cuya incidencia se ha triplicado en Argentina a lo largo de la última década- está indicado para todas las embarazadas, la realidad es que éste no siempre se cumple. Y una de las razones de ello radicaría en las complicaciones que su diagnóstico presenta para muchas mujeres, según mostró un relevamiento hecho por el ministerio de Salud.

“El estudio de detección de sífilis se viene haciendo rutinariamente con un análisis de laboratorio, lo que implica que las embarazadas tienen que sacar un turno en el hospital para extraerse sangre, ir a buscar el resultado del estudio y llevárselo a sus obstetras; un recorrido que muchas de ellas no logran completar. De esa forma se pierde una oportunidad muy valiosa de detectar y tratar a tiempo la infección para que no termine afectando también a sus bebés”, explica la doctora Mónica Moyano, responsable de la dirección provincial de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual.

Fue frente a esta realidad que el ministerio de Salud bonaerense resolvió comenzar a incorporar tests rápidos de detección de sífilis en el primer nivel de atención. “Ahora con un pinchazo en el dedo las mujeres que asistan a las unidades sanitarias van a poder enterarse en quince minutos si requieren comenzar o no un tratamiento y, en el caso de que el diagnóstico les dé positivo, irse a su casa con la medicación”, explica la directora provincial.

Además de crear unos 172 centros de testeo rápido en las unidades sanitarias de unos 54 municipios, el Ministerio ha venido dictando capacitaciones al personal de salud a fin de atajar otro serio problema que ha disparado los casos sífilis congénita: la re infección.

“El problema de las re infecciones -cuenta Moyano- se da porque sólo un 20% de las mujeres a las que se les diagnostica sífilis consigue que sus parejas sexuales se sometan también al tratamiento, por lo cual al tener relaciones sexuales sin preservativos vuelven a infectarse antes de nacer sus bebés”. Cuando es así existen altas probabilidades de que esos niños mueran a los pocos días del parto o bien sufran sordera, ceguera, malformaciones y parálisis cerebral.

Para intentar revertir esta realidad, más de mil profesionales de la salud que trabajan en unidades sanitarias de la Provincia fueron capacitados durante los últimos meses no sólo para realizar los testeos rápidos sino para asesorar a esas mujeres sobre la importancia de que sus parejas sexuales se traten también. La idea es que en los casos en que ellos no pueden asistir a la consulta, ellas se lleven a su casa el tratamiento para los dos.

En medio de un aumento de la sífilis congénita que ha llevado a que hoy se registren cerca de 5 casos por cada mil nacimientos (diez veces más de lo habitual), no son pocos los infectólogos que atribuyen ese repunte a una notable falta de información no sólo entre la comunidad en general sino también entre algunos médicos: al considerarla erróneamente una enfermedad de otros tiempos, muchos de ellos no indicarían el análisis de detección a las embarazadas por el simple hecho de que no la tienen en el radar.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS